Guía de uso de teclados y ratones

Uso eficaz del teclado y el ratón

Tanto si usa un ordenador a diario como si lo hace ocasionalmente, la información de esta guía le resultará útil. Se basa en estudios exhaustivos llevados a cabo por Logitech con el propósito de determinar los métodos más eficaces al usar el teclado y el ratón (tanto para apuntar como para hacer clic). Para información relativa a la organización del espacio de trabajo, puede descargar nuestras recomendaciones para evitar el cansancio.

Recomendaciones para evitar el cansancio

Un poco de historia:

Los teclados de ordenador son los sucesores de las máquinas de escribir del siglo XIX. Aunque el primer teclado de ordenador (en los años 60) tenía un diseño ligeramente distinto al actual, la distribución o ubicación de las letras en el teclado, que varía de un país a otro, se ha mantenido igual desde la invención de la máquina de escribir. Para usar un teclado con la máxima eficacia, es preciso adquirir ciertos hábitos.

1. Cómo usar la combinación de teclado y ratón

Este producto consta de un teclado y un ratón. Ambos dispositivos funcionan conjuntamente para realizar tareas de introducción de información, edición y navegación en programas de software. Es importante seguir las recomendaciones detalladas a continuación:

  • Coloque el teclado ante usted en la mesa de trabajo. A la distancia óptima, debería tener los codos muy cerca del cuerpo y los dedos deberían alcanzar fácilmente el centro del teclado.
  • El ratón puede estar a la derecha o a la izquierda del teclado, dependiendo de si el usuario es diestro o zurdo.
  • En cualquier caso, ratón y teclado deben estar muy cerca el uno del otro y permitir mover la mano hasta el ratón sin tocar el teclado con el pulgar.
  • Al mover la mano del ratón al teclado, el codo debería mantenerse cerca del tronco.
  • Si utiliza un reposamanos, limítese a usarlo durante las pausas al escribir. No lo utilice mientras escribe, ya que esto puede aumentar la tensión ejercida sobre las manos y, por tanto, el riesgo de lesiones.
  • Mientras manipula el ratón con la mano derecha, es aconsejable utilizar el teclado con la mano izquierda, si hay funciones a las que puede acceder fácilmente (por ejemplo, funciones de navegación en Internet). Es la denominada navegación a dos manos, posible con algunos teclados de Logitech. Las ventajas para el bienestar del usuario se explican en el documento Espacio de trabajo y comodidad. La información suministrada puede contribuir a reducir el cansancio y aumentar la productividad. Si trabaja, se divierte o se comunica siguiendo las pautas indicadas, podrá disfrutar más del uso del ordenador.

Espacio de trabajo y comodidad

2. Cómo usar el teclado

Un teclado contiene más de 100 teclas, distribuidas en cuatro áreas, de acuerdo con las funciones que cumplen.

  1. Teclado alfanumérico: para introducción de texto
  2. Fila de teclas F: teclas de función
  3. Teclado numérico
  4. Teclado de navegación

Métodos abreviados de teclado

Contacto de las manos con el teclado:

  • Coloque la mano izquierda en la parte izquierda del teclado alfanumérico, con el dedo índice izquierdo sobre la tecla F.
  • Coloque la mano derecha en la parte central del teclado alfanumérico, con el dedo índice derecho sobre la tecla J. Las teclas F y J tienen una pequeña marca en relieve que facilita la identificación por el tacto.
  • El teclado de navegación y el teclado numérico se utilizan con la mano derecha. La fila de teclas F se utiliza con ambas manos.

Introducción de caracteres:
Hay dos métodos para introducir caracteres: hay quienes utilizan los diez dedos y pulsan las teclas con la vista fija en el monitor, sin mirar el teclado; otros usuarios buscan las teclas con la vista y utilizan un número indeterminado de dedos.

  • Cada dedo tiene asignada una ubicación concreta, a fin de agilizar las tareas de mecanografía. La imagen siguiente muestra estas posiciones (que son opcionales):
  • Los dedos deben tocar el centro de la tecla y luego regresar a la posición de reposo (letras mostradas sobre los dedos) en la fila dominante (la tercera a partir de la barra espaciadora, señalada en la imagen; contiene las teclas F y J).
  • Al escribir, la mano debería flotar sobre el teclado. En los momentos de inactividad, las manos pueden descansar sobre la mesa o sobre el reposamanos, si hay uno acoplado al teclado.
  • Combinaciones de teclas: las teclas Mayús, Control (Ctrl) y Alt Gr se pulsan primero y en combinación con las teclas alfanuméricas.

3. Cómo usar el ratón

La forma de un ratón está pensada para su manipulación con una mano a fin de mover el puntero (o cursor) en la pantalla. Los ratones estándar tienen dos botones y un botón rueda situado entre ambos.

Contacto de la mano con el ratón:
Coloque la mano sobre la parte superior del ratón y sujételo con suavidad. Si utiliza la mano derecha, el dedo índice sirve para accionar (hacer clic) el botón izquierdo.

Señalar y hacer clic:
Al mover el ratón para señalar elementos deberían usarse los dedos en lugar de la mano entera. Mirando el puntero en la pantalla, mueva el ratón entre el pulgar y el meñique en la dirección deseada. Recuerde que no hay grandes distancias para el ratón y su mano. Para conseguir una precisión máxima, los dos dedos deberían moverse menos de un milímetro. La velocidad del puntero puede configurarse en las fichas de diálogo de Propiedades de Mouse, accesible a través del Panel de control, o a través de los controladores de cada fabricante.

El botón izquierdo se usa para hacer clic sobre botones (o vínculos Web) a fin de activar una función, abrir una ventana, etc. El botón derecho sirve para abrir menús contextuales en un punto cercano a la posición del puntero en la pantalla; al activar el comando deseado, el menú desaparece. El botón rueda situado entre los botones derecho e izquierdo permite ascender o descender por una página, hoja de cálculo, imagen, etc. Gire el botón rueda hacia delante (extendiendo el dedo) para ascender y hacia atrás (doblando el dedo) para descender. Por lo general todos los botones de ratón son programables: es posible modificar su configuración y cambiar la función que tienen asignada. Algunos ratones modernos tienen botones adicionales: por ejemplo, el botón Atrás para navegación en Internet, situado en el hueco para el pulgar.