Tecnología inalámbrica para juegos. De Logitech.

La eficacia de un gamepad inalámbrico depende de una buena conexión inalámbrica.

Cuando se trata de tecnología inalámbrica para juegos, hace falta una señal clara, una respuesta sin demoras y una tecnología que se amolde al entorno inalámbrico que la sala de su casa.

La respuesta acertada es la tecnología inalámbrica para juegos de Logitech.

A short history of wireless

Breve historia de la tecnología inalámbrica

Así es como eran las cosas hace un tiempo: había desconcertantes retrasos entre una explosión visible en pantalla y el ruido de la misma a través del casco telefónico. Había que desenchufar el enrutador Wi-Fi e inclinar la cabeza con la esperanza de captar sonido. Y a veces no estaba claro si la débil señal era un amigo pidiendo ayuda o un enemigo a punto de atacar.

La tecnología inalámbrica exigía compromisos. Pero eso se acabó.

Ahora es como la tecnología inalámbrica para juegos disponible en los cascos telefónicos Logitech® Wireless Gaming Headset G930 y Logitech® Wireless Headset F540 .

No compression allowed

Sin compresión

Desde la portentoso banda sonora a los detalles acústicos de ráfagas de metralleta y pisadas, el sonido hace concentrarse aún más en el juego y hasta guía a las posiciones enemigas. Con audio comprimido hay pérdidas de todo tipo: de fidelidad, de detalles, de variedad de sonidos. La tecnología inalámbrica para juegos de Logitech ayuda a conservar hasta el último detalle de audio sin compresión. A diferencia de una conexión Bluetooth® que comprime audio, la señal de audio no comprimido de nuestros cascos telefónicos no permite pérdidas ni sobreprocesamiento.

Commanding clarity

Claridad de órdenes

Cuando la barra de estado mengua a pasos agigantados y hace falta una cura rápida, no conviene que el médico pase de largo porque no tiene claro quién pide ayuda. La voz humana ocupa un rango de frecuencias relativamente limitado. Sin el equipo adecuado puede resultar difícil distinguir entre el sargento y el especialista. La tecnología inalámbrica para juegos de Logitech usa comunicación bidireccional que admite un canal de voz de alta fidelidad a 8 KHz, doble ancho de banda que el de una conexión Bluetooth manos libres. Esto y el micrófono con supresión de ruido integrado en el casco hacen que los aliados le oigan claramente y distingan su voz de otros sonidos en el canal.

So long, lag

Adiós a las demoras

Con otros cascos inalámbricos quizás haya sufrido irritantes demoras entre la acción vista en pantalla y los efectos de sonido en el casco. Este retraso (latencia) puede causar desorientación y distracciones que restarán puntos a su juego. Con nuestros cascos telefónicos para juegos no hay que luchar contra los retrasos. Se han diseñado específicamente para audio, por eso no exigen la tediosa asignación de perfiles, como “manos libres” o “A2DP”, que pueden ralentizar la conexión inalámbrica. La finalidad del casco es transmitir exclusivamente el audio del juego y la voz de los jugadores para que el juego transcurra con fluidez. En cuestión de conexiones, nuestra tecnología inalámbrica para juegos es lo mejor que hay. Sólo hace falta encender el casco para tener una conexión inalámbrica instantánea. Y todo está listo desde el principio. No hay necesidad de introducir códigos secretos ni de emparejar el casco manualmente. Viene listo para usar.

Outsmarting interference

Guerra a las interferencias

Peor enemigo que una horda imparable de muertos vivientes podría ser un sinfín de chasquidos, ruidos de estática e interrupciones por interferencias inalámbricas. Nuestros cascos están preparados para combatir esas interferencias mientras el jugador se concentra en sobrevivir.

La mayoría de cascos telefónicos inalámbricos tienen una sola antena. En caso de haber alguna interferencia con el vínculo inalámbrico a esa antena, no hay alternativa. Una casa o un encuentro LAN pueden estar llenos de cosas que se convierten en obstáculos para una conexión y una sola antena quizás no sea suficiente.

Por eso equipamos nuestros cascos con dos antenas y ponemos otras dos en el adaptador USB inalámbrico (de Logitech Wireless Gaming Headset G930) y en la estación base inalámbrica (de Logitech Wireless Headset F540). Si el casco detecta una señal débil, comprueba la otra antena y capta automáticamente la señal más intensa que haya disponible, para que no haya interrupciones en la transmisión de audio.

Además, nuestros cascos telefónicos usan tecnología de radiofrecuencia (RF), que funciona sin necesidad de una línea de visión directa entre el casco y el receptor. Así que puede aprovechar cualquier pausa para ir a la cocina sin dejar de hablar con su equipo.

Nuestros cascos telefónicos funcionan a 2,4 GHz. Comparada con tecnologías inalámbricas de espectro más amplio (por ejemplo Wi-Fi, que usa sólo unos cuantos canales), la de nuestros cascos significa que la señal inalámbrica puede evitar interferencias saltando entre canales, nada menos que 40 de ellos.

Pero el número de canales no es la única razón de que la señal inalámbrica sea tan sólida. También influye el potente circuito RF integrado, que los cascos usan para analizar constantemente el vínculo inalámbrico y mantener a raya las interferencias. Sin olvidar los algoritmos inteligentes (como la corrección de errores de reenvío y la selección de frecuencia dinámica) que contribuyen a mantener una buena señal inalámbrica mediante cambios de canal, para evitar brotes de interferencias cuando es necesario.

Mientras el jugador despeja un nivel, el casco despeja la ruta de interferencias.

No se conforme con menos y apueste por la tecnología inalámbrica para juegos: pruebe Logitech® Wireless Gaming Headset G930 o Logitech® Wireless Headset F540 .

Ver todos los cascos telefónicos inalámbrico Logitech® para juegos.