Sara Inés Calderón - Perspectivas basadas en su trayectoria de CTIM

IR A CONTENIDO PRINCIPAL
Pangea temporary hotfixes here

La trayectoria seguida por Sara Inés Calderón para llegar a la informática no fue la más directa. Pero cuando llegó, vaya que si llegó. Hoy en día, tras años como consultora, ingeniera de software, escritora, ponente y codirectora de Women Who Code Austin, Sara ha adquirido a pulso una experiencia que avala sus opiniones sobre su campo de trabajo. Recientemente, Sara y el equipo de Logitech MX para la serie #WomenWhoMaster charlaron sobre estilos de aprendizaje, la importancia de la inteligencia emocional en tareas que requieren mucha lógica y cómo hacerse un hueco en el área de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM).

P: Mucha gente se siente atraída al área de CTIM desde su juventud. ¿Eras como el estereotipo de friki informático en tu niñez?

No. Entré en el mundo de la tecnología ya de adulta. Pero mi padre pertenece al ámbito académico y por eso tuve acceso a las primeras plataformas de correo electrónico y a la línea de comandos, incluso antes de que America Online comenzara a enviar CD de software. Mis experiencias con eso empezaron ya en la escuela primaria. Y la verdad es que me gustaban Nintendo y las consolas de videojuegos de los 90, que compartía con mi hermano. Pero mi obsesión real eran los libros. De niña leía y escribía mucho. Y, por cierto, creo que [esas actividades] tienen más relevancia para la ingeniería y la tecnología de lo que cree la gente. Pensamos que las matemáticas y las ciencias son las únicas formas de perfeccionar la lógica y las habilidades de resolución de problemas, pero también hay mucha lógica y resolución de problemas en la lectura y la escritura.

En la escuela secundaria yo no sabía qué era la informática. A principios de la década de 2000 entré en la Universidad de Stanford y ahí es donde vi que estaban surgiendo una cultura y una economía centradas en la tecnología. Aunque eso me parecía interesante, estudié medios de comunicación en la universidad y trabajé como periodista. Y de ahí pasé a crear tecnología. A lo largo de mi carrera periodística, la relación entre la tecnología y los medios de comunicación se fue estrechando, hasta amalgamarse. Así que mi transición al campo de CTIM no fue realmente una decisión consciente, sino una evolución natural para mantenerme al día.

P: ¿Fue difícil aprender esas nuevas habilidades más tarde que la mayoría de las personas de ese campo?

Fueron tiempos difíciles, indudablemente. Me apunté a una escuela de programación llamada Sabio, en Los Ángeles. En mi clase sólo había ocho personas, pero todas eran mucho mejores en programación que yo. Aunque tuve momentos de desaliento a causa de mis habilidades, la verdad es que en ese periodo aprendí una lección importante: equiparamos ser inteligentes con entender un tema rápida e intuitivamente. Pero hay gente que simplemente necesita un poco más de tiempo o unas cuantas explicaciones extra sobre ciertos conceptos.

Todos filtramos y absorbemos información de manera diferente, todos tenemos diferentes puntos fuertes. Y aunque necesites más tiempo, es posible llegar a ser bueno en algo o hacer un buen trabajo en esa área.

Sara Inés en Calderon Capital Factory

P: Si no eres el programador más rápido del mundo, ¿qué otras cualidades pueden ayudar en una carrera de CTIM, especialmente si eres mujer?

En mi experiencia, las mujeres son buenas comunicadoras y ésa es una cualidad infravalorada. La comunicación es el arte de ayudar a otras personas a entender lo que se quiere decir, ¿no? Sin la inteligencia emocional para garantizar que nuestros conceptos tengan sentido para la otra persona, la comunicación se interrumpe y el trabajo no se realiza. Así que las denominadas "habilidades sociales" realmente resuelven las ineficiencias. Y creo que a menudo eso se pasa por alto en las empresas de ingeniería, porque suelen estar dirigidas por hombres y nadie dice: "Me gusta mucho la forma en que Sara comunica las cuestiones, porque permite una resolución muy rápida". Lo que dicen es: "¡Qué tío! David trabajó toda la noche y todo el fin de semana, y completó todo este código". Pero definitivamente diría

Una cosa que aportan las mujeres es el facilitar una buena comunicación y eso creará eficiencia casi automáticamente.

El segundo punto, que empalma con el primero, es el de la documentación. Yo creo documentación dondequiera que voy. ¿Y qué aporta la documentación a una organización? Proporciona eficiencia. Con la documentación puedes hacer que las personas estén en sintonía y crear guías sobre la mejor manera de trabajar, sea cual sea la tecnología en cuestión. Y creo que adquirir el hábito de usar documentación podría ser muy útil para los recién llegados a CTIM.

Por último, yo diría que hay prejuicios que las mujeres tienen que sortear para atravesar el laberinto que es aprender a trabajar en el sector de la tecnología. Las mujeres que permanecen más tiempo en este sector probablemente sean más diligentes o tenaces que el promedio, y eso les será útil, sea justo o no.

P: Hoy en día, muchas personas jóvenes, incluidas muchas mujeres, quieren ser creadoras o trabajar a su aire. Tú, que has trabajado como contratista y como autónoma, ¿tienes algún consejo para quienes estén considerando seguir ese camino? ¿Deberían elegir una especialidad? ¿Deberían establecer más contactos profesionales?

Yo diría que hay más de una forma de hacerlo. Para mí ha sido fácil elegir una especialidad. Trabajo en una tecnología de ámbito limitado, denominada React Native, que usa JavaScript para crear aplicaciones de teléfono. Llevo en ello cinco años, un tiempo considerable para esa tecnología en particular, y eso me sitúa en la categoría sénior. Así que a mí me ha ido muy bien. Pero, con cualquier tecnología que trabajes, hay que estar abierto a los cambios, porque el cambio es constante. Antes había otro marco de JavaScript, llamado Angular, que era realmente popular. Antes de Angular, estaba jQuery. Así que tienes que estar alerta.

Pero no es esencial especializarse. Si quieres trabajar en régimen autónomo, puedes adoptar un enfoque amplio y aceptar todo lo que puedas en varias tecnologías. Eso podría resultar. Pero probablemente las tarifas sean más bajas que las que puedes cobrar si tienes una especialidad. Así que cada opción tiene sus ventajas y sus desventajas. Y si estás pensando en qué especializarte, podrías entrar en todos los sitios de empleo y ver cuántos puestos hay disponibles para diferentes tecnologías.

También diría que establecer contactos es genial. Organizaciones como Girls Who Code y Women Who Code pueden ser excelentes complementos o impulsoras de una red de contactos. Women Who Code Austin, por ejemplo, tiene un canal de Slack con miles de miembros. Todas las semanas hay alguien que se pone en contacto diciendo: "Hola, tenemos una vacante. Presenta una solicitud y te conseguiré una recomendación interna". Si estás tratando de encontrar trabajo u oportunidades, cualquier tipo de organización especializada puede ser excelente en ese sentido.

Sara Ines Calderon - Esferas espejo

P: Ha habido un progreso increíble para las mujeres en los últimos 100 años, pero ¿hacia dónde crees que se dirige el sector en la próxima década?

Es una pregunta interesante. Creo que el teletrabajo en particular va a cambiar el sector y podría proporcionar un entorno más inclusivo para las mujeres. Si eres una mujer que hace viajes diarios a la escuela de sus hijos, por ejemplo, eso podría excluirte de ciertos trabajos. Pero con el teletrabajo algunas de esas limitaciones se relajarán.

También se están perfeccionando diferentes tipos de estructuras de financiación, como el crowdsourcing y nuevas formas de inversión. En última instancia, esto podría crear más oportunidades para las mujeres y las personas de color, tanto para iniciar sus propios negocios como para proporcionar proyectos interesantes a diversos equipos de ingeniería. En cualquier caso, creo que veremos cosas distintas a lo que estábamos acostumbrados.

Puedes obtener más información sobre Sara visitando su sitio aquí.

Contacta con ella en Twitter en @SaraChicaD o en LinkedIn.

También realiza trabajo voluntario en Women Who Code Austin una comunidad estadounidense para mujeres profesionales en carreras tecnológicas.

Women Who Master pone de relieve a mujeres que han hecho contribuciones sobresalientes en los campos de CTIM. El objetivo de la serie es celebrar esas contribuciones, inspirar a futuras líderes y ayudar a cerrar la brecha de género en la tecnología.

Crédito de fotografía: Sara Inés Calderón