Yuko Nagakura - Fundadora de World Coding Club & SHEQUALITY

IR A CONTENIDO PRINCIPAL
Pangea temporary hotfixes here

A los nueve años, Yuko Nagakura aprendió a programar. Ahora tiene 17 años y ha creado dos comunidades globales que atraen a más niñas y mujeres jóvenes al mundo de la tecnología y desafían la desigualdad de género en la industria. Yuko ha colaborado con Logitech MX para la serie #WomenWhoMaster, hablando sobre su pasión por la programación, sus aportaciones a beneficio de otras más jóvenes que ella y cómo su comunidad global la está haciendo cuestionarse incluso sus propias opiniones sobre el feminismo.

P: Cuéntanos algo sobre tu niñez. ¿Eras la típica friki informática?

​Vivo en Japón y soy japonesa, pero de los 6 a los 14 años viví en Estados Unidos. Crecer en Estados Unidos me brindó muchas oportunidades no disponibles para jóvenes de países como Japón, entre otros. Es parte de lo que me inspiró a corresponder.

Los ordenadores me han gustado desde que era una cría. A los ocho años les supliqué a mis padres que me compraran uno. Me lo regalaron en Navidad y me cautivó inmediatamente. Cuando tenía nueve años, empecé a programar con una plataforma online llamada Scratch. Mis padres siempre me han apoyado.

"Creo que la participación de los padres * es el factor determinante para los estudiantes jóvenes que desean explorar su espacio".

P: Fundaste el World Coding Club, una organización de estudiantes dedicada a proporcionar educación tecnológica práctica de calidad para gente joven, introduciéndoles en el mundo de la informática y el emprendimiento tecnológico. ¿Cómo influyó tu temprano interés por la tecnología en la fundación de una organización sin fines de lucro?

En Estados Unidos me pasaba el día en hackatones, competiciones de codificación, y eventos y torneos relacionados con ese tema, y eso me permitió desarrollar mis habilidades de codificación y mis pasiones en general.

Cuando regresé a Japón, las cosas eran diferentes. La idea de World Coding Club comenzó en la escuela, cuando alguien vino a enseñarnos a programar durante todo un día. ¡Fue aburridísimo!

"Recuerdo que mis compañeros de clase se quejaban de lo aburrido que era. Y, en ese momento, se me ocurrió que hay muchas formas de hacer que los estudiantes de secundaria codifiquen de manera amena aquí en Japón".

Un año después, inicié World Coding Club con otra estudiante de enseñanza secundaria, que también se había mudado de Estados Unidos a Japón. Lo primero que hicimos fue organizar un hackatón para estudiantes de secundaria en Japón. Ahora recibimos solicitudes de inscripción de todo el mundo. En nuestro último hackatón hubo estudiantes de más de 30 países.

P: ¿Cómo asesoras a los estudiantes más jóvenes?

Lo mejor de todo ha sido la mentoría de estudiantes jóvenes. Nos comunicamos con ellos directamente durante los hackatones a través de Discord y otras formas de comunicación. Podemos ofrecer ayuda directa o una sugerencia de una posible orientación de un proyecto que van a realizar. Ha sido genial poder conectarme con los estudiantes y ayudarlos en todo lo posible.

Retrato de Yuko Nagakura - Sheqality

P: ¿Tuviste un mentor?

Sí. Aunque no me ayudó con la codificación, cuando yo tenía 13 años, mi profesora de literatura inglesa me enseñó sobre la igualdad de género y el feminismo en la literatura. Ella también defendía el feminismo. Su clase despertó mi interés por el activismo. Y creo que, en ese sentido, ella me ayudó a crear comunidades que promueven el feminismo, como World Coding Club y SHEQUALITY.

P: ¿Qué es SHEQUALITY y por qué lo iniciaste?

SHEQUALITY es una plataforma online donde escritoras de todo el mundo publican artículos sobre feminismo desde una perspectiva global. ¡Acabamos de publicar nuestro artículo 100!

Todo comenzó cuando regresé a Japón desde Estados Unidos. Me di cuenta de que aquí había muchas cosas diferentes —tanto buenas como malas— relativas al feminismo y la igualdad de género. Como me interesaban esas diferencias, comencé un diario sobre lo que veía.

Y cuando tenía 15 años empecé a asistir a una escuela online. De repente, estaba en una donde había gente de diferentes lugares del mundo. Teníamos que presentarnos por escrito y en mi presentación escribí que uno de mis intereses es el feminismo. Otras estudiantes se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que eso les gustaba. Por eso pensé que igual podía convertir mi diario en una plataforma e invitar a otras chicas a unirse. Ahí empecé SHEQUALITY. 

El equipo original estaba formado por seis chicas de distintos sitios. Luego, otras que habían leído los artículos dijeron que querían unirse y seguimos ampliando el equipo. Ahora tenemos escritoras de todos los continentes habitados.

P: Parece que fundaste SHEQUALITY para ayudar a cambiar el mundo, pero ¿te ha cambiado a ti?

En Estados Unidos el feminismo es una cosa. Es para todos. Incluso los hombres pueden ser feministas y esa era mi única visión. Pero hubo un artículo de una chica en Costa Rica que me hizo darme cuenta de que mi visión del feminismo sólo es aplicable a mi experiencia y a las regiones en las que he vivido. Me di cuenta de que el tipo de feminismo que necesita una determinada región, quién puede participar y lo que se defiende debe ser diferente, según la cultura.

"Leer los artículos y hablar con las otras chicas ha sido una experiencia realmente reveladora para mí. Como hay chicas con tantos enfoques culturales diferentes, mi planteamiento sobre el feminismo ha cambiado. "

P: ¿Qué desearías que fuera más habitual en el mundo de CTIM y la informática hoy en día?

Ojalá no hubiera necesidad de hacer lo que estoy haciendo. En el mundo hay muchas organizaciones, sin ánimo de lucro y otras, que son excepcionales y hacen lo que es debido. Pero espero que en el futuro haya menos necesidad de tener que declarar explícitamente que las mujeres y las niñas son bienvenidas en el mundo de la tecnología.

Conéctate con Yuko en LinkedIn. Para obtener más información sobre SHEquality, visita Shequalityblog.org.

Women Who Master pone de relieve a mujeres que han hecho contribuciones sobresalientes en los campos de CTIM. El objetivo de la serie es celebrar esas contribuciones, inspirar a futuras líderes y ayudar a cerrar la brecha de género en la tecnología.

Crédito de la foto: Yuko Nagakura

#WOMEN­WHOMASTER

EN LA VANGUARDIA DE CTIM

Nelly Cheboi

Cuando era estudiante universitaria, Nelly Cheboi quería desarrollar una solución para erradicar la pobreza en su país de origen, Kenia. Así que fundó una escuela y luego una organización sin ánimo de lucro que enseña autoeficacia, resolución de problemas y habilidades en Internet.

Nadia Zhuk

De niña, a Nadia Zhuk le intimidaba la tecnología. Ahora es una ingeniera de software autodidacta. Nadia cuenta cómo su condición de mujer, inmigrante y transformadora de su profesión ha moldeado su trayectoria en el mundo de la tecnología.

Jerelyn Rodríguez

Jerelyn Rodríguez quiere ayudar a que más personas de vecindarios de bajos ingresos se sientan realizadas. La cofundadora de The Knowledge House está devolviendo algo a su comunidad en el Bronx para que más personas se abran paso a trabajos tecnológicos bien remunerados.