Artículo: Cinco conclusiones clave de la HIMSS21

IR A CONTENIDO PRINCIPAL
Pangea temporary hotfixes here
HMMSS21

Si bien en la HIMSS21 se trataron muchas cuestiones, hubo un tema que destacó sobre todo: la convergencia de la pandemia y las enfermedades crónicas generalizadas existentes ha hecho que sea más importante que nunca unificar el compromiso de los pacientes con la gestión de la salud de la población y las iniciativas de salud pública.

Como actualmente las personas con enfermedades crónicas viven más tiempo y estas enfermedades se diagnostican a edades más tempranas, el sistema sanitario mundial está sometido a más presión que nunca. A esto hay que sumarle que el número de personas que padecen más de una enfermedad crónica es cada vez mayor.

La opinión que se expresó en la conferencia fue que ahora todos están en el negocio de la prestación de atención para hacer frente a estos desafíos. Los proveedores piden a los pacientes que asuman un papel más proactivo en la gestión de su atención. A cambio, los pacientes exigen a los proveedores sistemas fáciles de usar y bajo demanda para hacerlo.

El objetivo es remodelar fundamentalmente la prestación de atención y hacer que la atención sanitaria sea más sostenible y equitativa en todo el mundo.

Desde la necesidad global de transformación digital hasta la adopción de herramientas específicas como la atención virtual, aquí se incluyen las cinco conclusiones clave de Logitech de la HIMSS21, que muestran hacia dónde se dirige la atención sanitaria para resolver estos problemas:

 

1. Transformación digital

Los sistemas de salud se están dando cuenta de que, primero, deben ser digitales para poner a los pacientes en primer lugar en el mundo complejo y acelerado de hoy en día. Una mejor experiencia del paciente da como resultado un mayor nivel de participación por su parte. Lograr niveles más altos de participación de los pacientes es fundamental para hacer frente a la infinidad de desafíos que afronta actualmente el sistema de atención sanitaria.

Para digitalizarse, los sistemas de salud están consolidando y simplificando cada vez más sus infraestructuras tecnológicas con el objetivo de que las personas, los dispositivos y los datos puedan transferirse con fluidez por toda la organización.

 

2. Apertura de la puerta de entrada digital

Es más importante que nunca que la atención sanitaria sea lo más fácil de usar posible para el consumidor. A medida que continúe la consumerización de la atención sanitaria, las expectativas de los pacientes evolucionarán. Actualmente, los pacientes quieren poder tener acceso a su proveedor sin interrumpir sus rutinas diarias, desde los dispositivos que ya utilizan. Al mismo tiempo, los proveedores buscan mejorar la calidad y la frecuencia de su comunicación con los pacientes y sus equipos de atención para aumentar la participación.

Mantener la puerta de entrada digital abierta a través de smartphones, tablets y PC se ha vuelto esencial para ofrecer una experiencia de alta calidad al paciente. Además, es fundamental ofrecer aplicaciones que cuenten con interfaces de usuario profesionales y sencillas a las que los usuarios se hayan acostumbrado en otros ámbitos de la vida, desde las redes sociales hasta el entretenimiento, el comercio electrónico, etc.

 

3. La atención virtual ha llegado para quedarse

La atención virtual ha ganado bastante peso debido a la pandemia. Hal Wolf, presidente y director general de HIMSS, compartió con los asistentes que solo el 0,05 % de los encuentros de atención sanitaria eran virtuales antes de la pandemia. Esa cifra aumentó hasta el 14 % en el punto álgido de la pandemia y, actualmente, alrededor del 7-8 % de los encuentros sanitarios se hacen de esta manera.

Cada vez más, la atención virtual se considera la herramienta más prometedora para compensar las carencias en la prestación de atención sanitaria y resolver la necesidad de brindar una atención continua que complemente la atención intermitente y puntual. Además, teniendo en cuenta que la atención virtual se utiliza para teleterapia, telepsiquiatría, monitoreo previo/posterior a las visitas y consultas a especialistas in situ, estas herramientas entrañan un potencial significativo en su capacidad para ayudar a los proveedores a ofrecer una mejor atención al «paciente en su totalidad» y obtener mejores resultados generales del poceso.

La atención virtual continúa demostrando su valor en la prestación de atención a las comunidades desatendidas. En la HIMSS21, representantes de Blessing Health System en los EE. UU. y Teladoc Health compartieron una presentación de un programa de telesalud escolar que implementaron en el que se utilizó telesalud basada en vídeo para proporcionar tipos de atención sanitaria como la atención primaria, así como asistencia en las propias escuelas relacionada con la salud mental. Igual que en otras zonas del mundo, en ese entorno rural existen desafíos con respecto a la población, la distancia, el tiempo y el acceso a la atención sanitaria. Los resultados del programa fueron significativos: una tasa de participación voluntaria del 80 % de los estudiantes, de 1 a 2 ausencias de estudiantes evitadas por semana y un tiempo de respuesta promedio de telesalud de menos de 30 minutos.

 

4. ¿Qué hace que una experiencia de telesalud sea satisfactoria?

Aunque, por lo general, la adopción y la satisfacción de la atención virtual es cada vez mayor, aún existen ciertas barreras técnicas que continúan obstaculizando su adopción generalizada. Un estudio de Escalent, en colaboración con Logitech, concluyó que la calidad del vídeo en particular sigue siendo un problema que impide que los proveedores puedan proporcionar una sensación de inmersión y recrear la experiencia de presencialidad.

El audio y vídeo de alta calidad y las funciones avanzadas de panorámica y zoom son esenciales para ofrecer un diagnóstico preciso a los pacientes a distancia. Además, es fundamental que el hardware de telesalud sea fácil de configurar, usar y mantener, tanto para los pacientes como para los proveedores y sus equipos de TI con el fin de lograr el mínimo número de interrupciones y la máxima efectividad. Esto requiere un alto grado de interoperabilidad e integración para que los dispositivos de telesalud funcionen con fluidez en diferentes registros médicos electrónicos y otras aplicaciones y dispositivos médicos.

Cuando la simplicidad y la facilidad de uso se combinan con potencia técnica de vanguardia, la experiencia de atención virtual aumenta hasta estar a la par con la asistencia presencial.

 

5. Innovación en todo

La pandemia ha complicado una situación que ya era desafiante y los proveedores están buscando todo tipo de ideas creativas e ingeniosas para hacer que la atención sanitaria sea más sostenible. Cada vez se centran más en adoptar un enfoque de pensamiento sistémico para ofrecer asistencia al paciente en su totalidad durante todo el proceso. Desde la atención clínica hasta la ventanilla, y en cualquier punto intermedio, los proveedores están reconsiderando todas las posibilidades para obtener un compromiso continuo y fluido con el objetivo de situar a los pacientes en el centro y brindarles atención con la mayor frecuencia posible.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE

escalent

Reseña de producto

Informe de investigación de Escalent: Informe sobre la experiencia global en relación con la atención sanitaria virtual

Escalent presenta, en colaboración con Logitech, un exhaustivo estudio global sobre la opinión de pacientes y proveedores acerca de la telesalud basada en vídeo.

Frost and Sullivan

Libro electrónico

Mantener el crecimiento sostenible en los cuidados virtuales

Eche un vistazo a este libro electrónico de Frost & Sullivan para conocer cómo una mejor calidad de la tecnología de telesalud permitirá que la infraestructura de salud digital se adapte a la demanda de los consumidores.

Profesional médico usando equipo de videoconferencia

Artículo

Impactos del vídeo en las experiencias de pacientes y médicos

Lea este artículo para saber qué piensan los pacientes y los proveedores sobre el estado actual de la experiencia de la telesalud.

CONEXIÓN