La fatiga causada por los videos es generalizada, pero es manejable

Pangea temporary hotfixes here
Ilustración de una persona participando en una reunión de video en una estación de trabajo

La fatiga causada por las reuniones es una afección bien documentada, pero que tiene solución. A veces denominada "fatiga de Zoom" (debido a la popularidad de Zoom), este fenómeno se afianzó durante la pandemia cuando los empleados de la oficina de repente se encontraron trabajando desde casa y dependiendo en gran medida de las reuniones de video para seguir trabajando y colaborando. Parecía que todos estaban constantemente participando en reuniones de video durante todo el día y se sentían agotados. Ahora, más de un año después, aprendimos algunas lecciones a partir de este período.

En esta segunda sección de una serie de dos partes, brindamos consejos prácticos para combatir la fatiga causada por las reuniones virtuales. En la primera parte, presentamos este tema y analizamos la cuestión de por qué las reuniones virtuales afectan a las personas de manera diferente a otros tipos de reuniones, como las conferencias telefónicas y las reuniones en persona.

Estrategias para combatir la fatiga causada por las reuniones

La realidad es que las reuniones de video seguirán siendo una herramienta importante para la colaboración y la conexión social. Como dijo un experto, “En los próximos meses, el problema al que se enfrentan las organizaciones no es reducir las videoconferencias; es determinar la mejor manera de administrar su uso y minimizar la fatiga causada por el video".

Si tenemos esto en cuenta, aquí hay algunas estrategias que las organizaciones y los empleados pueden implementar para asegurarse de que cada reunión sea eficiente, brinde un uso valioso del tiempo y esté diseñada para minimizar la fatiga causada por las reuniones virtuales.

  • Mantén la brevedad de las reuniones. Desafía la suposición de que las reuniones deben durar 30 minutos o una hora solo porque esa es la configuración predeterminada en las aplicaciones de calendario.
Ilustración de un reloj

 

  • Deja tiempo para el trabajo productivo. Dedicar tiempo por la mañana o por la tarde cuando estás en tu momento más productivo puede hacer que no brindes tu mejor momento a la reunión de otra persona.

 

 

  • Ponte de pie y muévete entre reuniones. Los datos sugieren que durante la pandemia, los trabajadores han aumentado la cantidad de tiempo que permanecen sentados. Este comportamiento sedentario está asociado con un mayor estrés y enfermedades. Una caminata corta entre reuniones puede ser literalmente un salvavidas.
Ilustración de una persona paseando a un perro
  • Considera estar de pie durante las reuniones. Estar de pie no solo minimiza la fatiga, sino que también les muestra a tus colegas que estás participando en la reunión.
 
 
  • Utiliza una cámara web profesional. Una cámara web empresarial de alta calidad mejora la calidad del video y te permite controlar mejor la forma en que te presentas en las reuniones de video. Además, las cámaras web especialmente diseñadas brindan funciones de videoconferencia que no incluyen las cámaras integradas en laptops, tablets y monitores.
 
  • Elige auriculares que se adapten a tus necesidades y estilo. Para lograr una colaboración eficaz y una conexión social saludable en las reuniones de video, escuchar y ser escuchado es tan importante como que te vean. Busca un proveedor que ofrezca una variedad de estilos y formatos (con cable, inalámbricos y audífonos) que se adapten a tu presupuesto y preferencias
 
  • Selecciona equipos que cuenten con certificación para funcionar con plataformas de videoconferencia. Una ventaja importante de los auriculares y cámaras web de nivel empresarial es que están (o deberían estar) certificados para su uso con software de videoconferencia como Microsoft Teams®, Google Meet™ y Zoom™, lo que te permite utilizar la funcionalidad integrada diseñada para estas aplicaciones. Quizás lo más importante es que las certificaciones son un sello importante de aprobación que asegura la calidad y la confiabilidad.

 

Según vemos a partir de estas ideas, la fatiga causada por las reuniones virtuales no es una característica inevitable del lugar de trabajo actual. Al invertir en la salud de sus empleados mediante una buena formación y un equipo adecuado, las organizaciones pueden reducir o eliminar el problema.

     

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Frost and Sullivan

Leer Ebook de Frost & Sullivan: ¿Estás listo para el lugar de trabajo híbrido?

¿Tus empleados tienen lo que necesitan para poder ser competentes en un lugar de trabajo híbrido? Lee el informe de Frost & Sullivan sobre herramientas que potencian la productividad.

Ilustración de varias pantallas con cámaras web dedicadas

EBOOK: CÁMARA WEB – HERRAMIENTA ESENCIAL PARA LA VIDEO COLABORACIÓN

Una cámara web diseñada específicamente permite que los empleados remotos participen con confianza en cualquier reunión por video. Descubre por qué las cámaras web son esenciales para el espacio de trabajo híbrido.

Ilustración de laptop con webcam

Infografía: 8 maneras de mejorar la colaboración virtual para empleados

Conoce cómo incrementar el ROI en servicios de videoconferencias como Microsoft Teams, Zoom y Google Meet al mejorar la experiencia de colaboración para todos los empleados.

ASISTENCIA

CONEXIÓN